Células Madre ¿Son reales? ¿Como Pueden ayudarlo? La medicina del Futuro hoy.

3 junio, 2018

Las células madre se encuentran en la mayoría de los tejidos del cuerpo, aunque con diferentes características, siendo las reservas naturales que este tiene para sanar. En cuanto a las articulaciones, huesos, musculo y tendones, un tipo especial de células se ocupa de recomponer estos tejidos, se llaman mesenquimales, y tienen la capacidad de reproducir todos estos tejidos en caso de que se dañen.

Si bien se encuentran en todos estos tejidos en diferentes cantidades, los lugares mas “accesibles” para recolectarlas y concentrarlas son la grasa por debajo de la piel y el interior del hueso (medula ósea), desde donde mediante procedimientos mínimos, punciones, se extraen las mismas.

Ahora bien, una vez que conseguimos las células estas que pueden hacer por nosotros. Las células ordenadas y debidamente estimuladas mediante mensajeros químicos y otras células (glóbulos blancos) pueden desarrollar tejidos u órganos completos. Esto es lo que se conoce como manipulación celular, si bien parece sacado de una película futurista, esto es posible hoy en día. Claro que esto es infinitamente mas sencillo que colocar las células en el cuerpo y que hagan lo que nosotros queremos y reparen los tejidos dañados.

¿Cómo actúan entonces las células? Independientemente del número de células que nosotros introduzcamos en el tejido dañado, pueden ser unas miles obtenidas de concentrados o millones de células obtenidas mediante cultivos, estas crean un ambiente propicio para la curación, estimulando al resto de las células que se encuentran en el lugar a reparar el tejido. Por lo que en los últimos años como un juego de palabras los biólogos en lugar de llamarlas Células Madre las llaman Células Medicinales.

Hoy en día las células se utilizan en forma de concentrados, que son mas sencillos de obtener y se lo hace en un solo paso; o en forma de cultivos, donde una vez extraídas las células deben ser enviadas al laboratorio para su procesamiento y luego de varios días son colocadas. Estas se utilizan en lesiones del cartílago articular focales, también conocidas como lesiones condrales o osteocondrales, en lesiones degenerativas del cartílago como la artrosis o la artritis. En estas patologías se busca reparar el cartílago y aliviar la sintomatología que estas lesiones causan. Asimismo, son efectivas en las lesiones de tendinosas rebeldes, como la tendinitis rotuliana, tendinitis de Aquiles y en algunas lesiones musculares crónicas. Así como en secuelas de lesiones oseas, fracturas no consolidadas y pseudoartrosis (falta de unión).

Sin lugar a duda los tratamientos con células han tenido un gran auge en los últimos años y su futuro es muy alentador para un gran numero de enfermedades que actualmente no tienen tratamiento o tienen tratamientos parciales. Sin embargo, su indicación debe ser cuidadosa, basada en la escasa evidencia existente y siguiendo los lineamientos generales de la ortopedia.