LA CRIOTERAPIA COMO MÉTODO DE RECUPERACIÓN “POST-ENTRENAMIENTO”

15 noviembre, 2019

¿EN QUÉ CONSISTE? Y ¿CÓMO REALIZARLA?

La crioterapia como medio de recuperación está en auge dentro del mundo del deporte, aunque también se ha promocionado intensamente como parte de tratamientos estéticos.

En la actualidad, es utilizada por diversos profesionales del futbol, tenis, running, deportes a motor, etc. 

La CRIOTERAPIA es la aplicación de frío como método físico para la recuperación y tratamiento de los tejidos (lesiones). Este ultimo aspecto es utilizado hace décadas por los médicos y ortopedistas como parte del tratamiento inicial en lesiones como desgarros, esguinces, traumatismos o postquirúrgico. Es lo que se describió con el acrónimo RICE: Reposo, ICE [Hielo], Compresión, Elevación. Esto aun hoy se encuentra vigente, aunque se les ha agregado la PROTECCION (PRICE) y en las lesiones musculares el POLICE: Protección, Optima Carga, Hielo, Compresión y Elevación. A pesar de ser una terapéutica física simple y disponible en cualquier hogar. Su uso debe ser prescripto por un profesional en el caso de lesiones, ya que puede tener efectos adversos, el más común quemaduras graves.

Cavani a -188 grados.

Sin embargo, el objetivo de este artículo es la utilización de la crioterapia como recuperador. En la actualidad existen diferentes maneras de acceder a este tratamiento desde unas enormes cabinas llamadas criosaunas, las cuales aplican frío a través de vapor de nitrógeno, pudiendo llegar a -200° o la inmersión en piletas o “bañaderas” con hielo donde se introduce parte, lo común son las piernas hasta las caderas o todo el cuerpo. Su interior se llena de agua e incorporamos bloques o sacos de hielo para enfriarla (la cantidad dependerá de factores como la temperatura que queramos alcanzar, temperatura ambiente, intensidad de entrenamientos, pulsaciones. También existen aparatos muy sencillos y económicos que son portátiles y permiten, además de la comodidad, dosificar mejor el frio.

¿CÓMO REALIZAR LAS INMERSIONES?
A grandes rasgos, el agua estará entre 10 y 15 grados.

Realizaremos inmersiones de 1 minuto con descansos de 2 minutos (entre 3 y 5 inmersiones)

Finalmente, realizamos una última inmersión de 5-10 minutos.

CUÁLES SON LOS EFECTOS PRINCIPALES DE LA APLICACIÓN DE CRIOTERAPIA:

Efecto antiinflamatorio: no hay mejor antiinflamatorio que el hielo. Los baños en pileta ayudarán a evitar inflamaciones en tendones, ligamentos, fascias, bursas, etc.

Efecto vasoconstrictor, más un posterior efecto vasodilatador: La explicación se basa en ese efecto vasoconstrictor (las venas se “encojen”) primero a nivel superficial y después de los 2 minutos a nivel profundo se dilatan. Esto logra un aumento del flujo en los tejidos profundos, con ello, los productos de deshecho generados por el entrenamiento son eliminados de los tejidos y transportados para ser metabolizados y excretados.

Efecto neuromotor de relajación muscular: influye también sobre nuestro sistema nervioso, provocando la relajación de los músculos.

Efecto analgésico, además, esa influencia nerviosa nos ayudará a no tener dolores, ya sean internos por cambios de ritmo o por golpes.

Ahora bien, estos efectos nos proporcionan más beneficios:

  • Mejor descanso y recuperación tras el esfuerzo (entrenamiento intenso o competición)
  • Menor sobrecarga acumulativa (tras varios días de entrenamiento, ayuda a que ese cansancio y sus efectos no se acumulen)
  • Disminución de lesiones musculares y tendinosas
  • Mejor adaptación al entrenamiento.
  • Evitan golpes de calor.

Es importante recalcar que estos efectos que han redundado en gran beneficio en la recuperación y en el rendimiento de los atletas y se usan de manera empírica hace muchos años, aun no cuentan con estudios de alto nivel de evidencia que lo avalen. 

¡Espero les haya sido útil!

Dr. Ezequiel Santa Coloma