Como médico traumatólogo existe una comprensión sobre la particularidad que presenta cada organismo, y las aptitudes en la que éste se desenvuelve. Por eso es importante comprender que la consulta y el tratamiento es único en cada paciente, y que a su vez es necesario contemplar los antecedentes familiares y personales, como lesiones, traumas, intervenciones quirúrgicas, aspectos ortopédicos, articulares y aptitudes físicas, para poder definir el diagnóstico y tratamiento con la ayuda de los últimos avances en médicina que permitan una mayor calidad de vida y de recuperación.