¿Qué es la Capsulitis Adhesiva u Hombro Congelado?

El hombro congelado o capsulitis adhesiva y ocurre cuando los ligamentos que sostienen la articulación del hombro se retraen debido a una inflamación y progresivamente comienza a restringirse el movimiento de la articulación. La afección normalmente atraviesa por tres etapas: en la primera etapa, mover el hombro se vuelve doloroso; en la segunda etapa, el dolor disminuye, pero el hombro se vuelve más rígido y es más difícil moverlo; en la tercera etapa, la rigidez es menor y el hombro recupera gradualmente la amplitud de movimiento.

No se sabe con certeza qué causa el hombro congelado, pero los diabéticos, aquellos que tienen problemas de la tiroides u hormonales, cirugías previas, tienen más riesgo de desarrollar este trastorno. Por lo general, el hombro congelado se puede identificar en base a los síntomas de la persona; pero en ciertas situaciones, tal vez sea necesario hacer una radiografía, una resonancia magnética u otro tipo de examen por imágenes para descartar más problemas.

Es importante la evaluación ya que es común diagnosticar de manera incorrecta el hombro congelado como un desgarre del manguito rotador y viceversa. 

La fisioterapia es el pilar del tratamiento para el hombro congelado. No obstante, puede llevar tiempo. Recuperar la funcionalidad puede demorar entre seis meses y un año, incluso con el tratamiento. Cuando también hay dolor continuo o la fisioterapia no es suficiente para tratar el hombro congelado, puede ser necesario inyectar corticosteroides en la articulación. Estos disminuyen la inflamación y hacen que sea más fácil la fisioterapia. Cuando la rigidez del hombro no viene acompañada por dolor, las inyecciones de corticosteroides son menos provechosas.

La rigidez que no mejora con la fisioterapia o que a pesar de ella empeora, puede indicar la necesidad de operar para liberar la capsula y los ligamentos. La cirugía artroscópica es un procedimiento ambulatorio. Después de la cirugía, todavía se requiere fisioterapia durante varias semanas o más para evitar que reaparezca el hombro congelado.

Una vez que el hombro congelado se trata con éxito, es raro que reaparezca en el mismo lado; sin embargo, algunos pacientes lo presentan en el otro hombro. En las personas con problemas médicos que los ponen en riesgo para esta afección, el tratamiento de esos trastornos puede reducir la probabilidad de sufrir de hombro congelado.

¡Espero les haya sido útil!

Dr. Ezequiel Santa Coloma