¿Qué es la Pubalgia y cuales pueden ser sus causas?

La pubalgia no solo es una de las problemáticas frecuentes de los deportes que incluyen carrera,
saltos y cambios de dirección, sino que a su vez es una de las entidades más difíciles de superar
por parte de los deportistas independientemente del nivel de competencia.

 

Existen numerosas causas de pubalgia, en si su nombre hace referencia a un dolor en el pubis pero
agrupa varias entidades que causan dolor en la zona media anterior, estas pueden presentarse de
manera aislada o simultáneamente.

 

Cuando coexisten 2 o más causas de dolor en la zona media, habitualmente se potencián debido
a las alteraciones biomecánicas que se van instalando, llegando a impedir la actividad física.

 

Dentro de las causas más frecuentes de dolor en la zona media anterior se encuentran:

 

> La patología de la articulación de la cadera
> Lesiones del Labrum o fricciones del fémur con la pelvis
> Patología insercional de los aductores
> Hernias inguinales o simplemente zonas de debilidad, conocidas como hernias deportivas
ya que se hacen sintomáticas durante el esfuerzo
> Inflamación del pubis
> Fracturas por estrés
> Desgarros de los músculos abdominales, etc.

 

La combinación responsable de la pubalgia que se observa con mayor frecuencia, es la patología
articular de la cadera, la hernia deportiva y la entesistis de los aductores. Su diagnostico no solo
requiere un cuidadoso examen físico, para determinar cuál es la patología principal que
desencadeno el problema, sino que además requiere estudios imagenlógicos, Radiografías,
Tomografía y Resonancia Magnética de la Pelvis y las caderas, sumado a ecografías dinámicas que
evalúen las zonas herniarias.

 

El tratamiento inicial de la mayoría de las pubalgias consiste en 4 a 8 semanas de adecuar la
actividad deportiva sumado a la fisioterapia con el objetivo de reeducar y fortalecer la zona media.

 

Puede agregarse en casos de patología articular, antiinflamatorios, glucosamina e infiltraciones
con Plasma Rico u Acido Hialuronico. De persistir los síntomas que impidan la performance física
habitual se da paso a tratamientos quirúrgicos, los cuales deben estar dirigidos en primera
instancia a las causas que originaron la pubalgia, pudiendo, de ser necesario, atender más de una
entidad a la vez en la sala de operaciones.

 

 

Espero les haya sido útil.

 

Dr. Ezequiel Santa Coloma