Medicina Regenerativa – ONDAS DE CHOQUE

6 marzo, 2020

La terapia de Ondas de Choque es el tratamiento inicial de muchas afecciones como la fascitis plantar, la tendinitis de Aquiles, Tendinitis Rotuliana o calcificaciones. Es una no terapia no invasiva (no hay agujas) y no quirúrgica, aunque su aplicación puede generar cierto disconfort y dolor. Esta validada científicamente es ideal para acelerar la recuperación y curar diversas causas dolor agudo o crónico.

El tratamiento de ondas de choque está basado en energía cinética producida por un proyectil que es disparada por aire comprimido, se transfiere al transmisor en el extremo del aplicador y adentrándose en el tejido llevando mucha energía a los puntos dolorosos y tejidos musculoesqueléticos con condiciones agudas y crónicas. La energía promueve la reparación acelerada de tejidos, crecimiento celular, analgesia y restauración de la movilidad de los tendones, músculos y otros tejidos blandos. 

¿Cómo se producen los fenómenos regenerativos?

Aumento del flujo sanguíneo: El flujo de nutrientes en la sangre es necesario para iniciar y mantener los procesos de reparación de la estructura del tejido dañado. La aplicación de ondas acústicas crea microrupturas capilares en tendón y hueso. Debido a las microruturas, la expresión de factores de crecimiento tales como eNOS, VEGF, BMP y PCNS se incrementa significativamente. Como resultado de estos procesos, las arteriolas son remodeladas, estimuladas para crecer y otras nuevas se forman. Los nuevos vasos sanguíneos mejoran el suministro sanguíneo y la oxigenación de la zona tratada y estimulan a la curación más rápida de tanto el tendón como del hueso.

Reversión de la inflamación crónica: La inflamación crónica se produce cuando la respuesta inflamatoria se ha mantenido en el tiempo sin desencadenar un proceso de reparación. Esta no solo genera dolor, sino que puede dañar el tejido e impiden los procesos reparativos propios del cuerpo. Los mastocitos son uno de los componentes clave del proceso inflamatorio. Su actividad se puede aumentar mediante el uso de ondas acústicas penetrantes. La activación de los mastocitos es seguida por la producción de quimiocinas y citocinas.  Lo que termina por producir un fenómeno inflamatorio AGUDO para posibilitar los mecanismos de curación naturales.

Disminución de mediadores del Dolor: La sustancia P es un neurotransmisor que media la información del dolor a través de las fibras nerviosas tipo C. Este neuropéptido se asocia generalmente con dolor intenso, persistente y crónico. Retransmite mensajes de dolor al sistema nervioso central. La reducción de la concentración de la sustancia P disminuye la estimulación de aferentes nociceptivos y reduce así el dolor. La disminución de la sustancia P, histaminas y otros metabolitos nociceptivos también ayuda a inhibir el desarrollo de edemas inflamatorios. Las ondas acústicas generadas por la terapia de ondas de choque disminuyen la concentración de la sustancia P y alivian el dolor gatillo.

Estimulación de producción de colágeno: La producción de una cantidad suficiente de colágeno es una condición previa necesaria para los procesos de reparación del mioesqueletal dañado, estructuras tendinosas y ligamentarías. Las Ondas de Choque aceleran la síntesis de procolágeno. Haciendo que las fibras de colágeno recién creadas se vuelvan más densas, rígidas y posibilitando una estructura más firme. Lo que redunda en una reparación de las estructuras dañadas por la inflamación crónica.

Disolución de calcificaciones: La acumulación de calcio es se origina en microdesgarros, inflamaciones crónicas u otros traumas sobre un tendón. Las ondas acústicas rompen las calcificaciones existentes, hasta alcanzar una consistencia similar a la de pasta de dientes. Permitiendo así que el cuerpo las elimine mediante el sistema linfático.

Para que se indica frecuentemente este tratamiento: 

  • Tendinopatías crónicas
  • Tendinopatía calcificante del hombro
  • Epicondilitis del codo (codo de tenista)
  • Síndrome de dolor del trocánter mayor (Trocanteritis)
  • Tendinopatía rotuliana
  • Tendinopatía de Aquiles
  • Isquialgia
  • Fascitis plantar, con o sin espolón calcáneo
  • Retardo en la consolidación ósea o pseudartrosis
  • Fractura por estrés
  • Necrosis ósea vascular 
  • Entesitis de los Aductores
  • Tendinitis de la Pata de Ganso
  • Tendinopatías de pie y tobillo
  • Periostitis Tibial

Por ser económicas, no invasivas, de bajo costo y efectivas se las considera el tratamiento inicial de muchas patologías. Si no son efectivas se le da paso a terapias mas invasivas como la electrolisis, el Plasma Rico en Plaquetas, Concentrados de Medula Ósea o Cirugía.

¡Espero les haya sido útil esta información!

Dr. Ezequiel Santa Coloma