Reparacion del manguito rotador con sistema transoseo

Como en diferentes aspectos de nuestra vida cotidiana las “modas vuelven” y la cirugía del manguito rotador parece no haber escapado a esta premisa. La técnica original de reparación de los tendones del hombro consistía mediante un gran abordaje, realizar túneles en la cabeza del humero, pasar hilos y atarlos al tendón lesionado.

Era una cirugía laboriosa, que requería una extensa rehabilitación. Pero altamente efectiva. Al aparecer los anclajes (arpones o ancoras), las técnicas variaron, se evitaba realizar los túneles y los anclajes e instrumentales fueron perfeccionandose.

Aparecieron las suturas de alta resistencia y se fueron creando combinaciones para mejorar la estabilidad de la reparación.  Hasta llegar a la doble fila vinculada o “equivalentes transoseos”, eso significa que logran alcanzar casi la misma eficacia en la reparación que con la técnica original de perforar el humero. Pero de manera relativamente sencilla y por via artroscopica.

Recientemente el avance de la tecnología en materiales, ha elaborado un sistema que permiten realizar los túneles, reparar el manguito con suturas transosea por vía artroscópica, simplemente realizando 3 incisiones menores a 1 cm.

¿Cuales son las ventajas de este sistema?

En primer lugar no hay que colocar implantes en la cabeza, si bien es lo que hacemos en la actualidad, Colocar 3 o 4 anclajes en una superficie muy pequeña tiene sus complicaciones. Principalmente en caso de tener que rehacer (revisar) la cirugía, por falla o reruptura. En pacientes con mala calidad osea (osteoporosis) las anclas fallan, ya que el hueso no puede contenerlas.

Por otro lado muchas lesiones crónicas de manguito rotador presentan quistes óseos (pequeñas cavidades) en el humero, lo que complica la colocación del instrumental. Estos sistemas logran reproducir la técnica “ideal” sin colocar gran cantidad de materiales en la cabeza del humero.

¡Espero les haya sido útil!

Dr. Ezequiel Santa Coloma