¿Un esguince de tobillo, puede doler después de un tiempo?

Los esguinces son distenciones o rupturas de los ligamentos. El más común es el esguince de los ligamentos laterales del tobillo los cuales pueden lesionarse cuando el pie se “dobla” para adentro excesivamente, entorcis de tobillo. El movimiento excesivo termina haciendo que el complejo ligamentario lateral del tobillo, son en total 3 ligamentos, falle. Estos ligamentos pueden simplemente distenderse, romperse parcial o totalmente, lo que determina la gravedad del esguince.

 

El tratamiento habitual es una inmovilización, la cual va a ser más o menos rígida (vendaje, tobillera, bota, etc.) dependiendo la gravedad y la hinchazón. El hielo, la elevación del miembro y los antinflamatorios son útiles para aliviar los síntomas. Tras un breve periodo de inmovilización se debe iniciar con fisioterapia a fin de favorecer la cicatrización de los ligamentos, fortalecer los músculos y estimular los mecanismos de control (propiocepción) del tobillo.

 

¿Por qué después de un tiempo un esguince de tobillo puede seguir doliendo? Existen muchas causas del popular “esguince mal curado”. Las más frecuentes están relacionadas al incorrecto tratamiento inicial, principalmente el subestimar la lesión o la inmovilización excesiva sin la pronta fisioterapia, sobre todo en los esguinces mas leves. Estas causas de dolor residual habitualmente se combaten con fisioterapia. En otras circunstancias, en relación con los ligamentos que se lesionados, persiste una inflamación en la parte anteroexterna del tobillo, conocida como sinovitis preperonea. Esta inflamación puede tratarse con fisioterapia, infiltraciones locales y si los síntomas persisten puede recurrirse a la resección del tejido mediante una artroscopia de tobillo.

 

En otras ocasiones el dolor residual esta vinculado a lesiones asociadas al esguince o al mal diagnóstico de la lesión inicial (¡Que no sea un esguince de tobillo!). Entre ellas tenemos:

 

 

  • La lesión del cartílago del hueso astrágalo (Osteocondritis o lesiones osteocondrales).
  • Puede ocurrir que el esguince se de en un pie con artrosis o sobrehuesos (fricción anterior de tobillo), muy comunes en los futbolistas, lo que muchas veces deja un dolor o molestia que perdura mas allá de la recuperación de la lesión aguda.
  • Lesión de los tendones peroneos, roturas parciales o inestabilidad.
  • Inestabilidad articular.
  • La lesión de los ligamentos sindesmales del tobillo, estos ligamentos son los que unen los huesos de la pierna, tibia y perone, los cuales pueden lesionarse por un mecanismo de rotación hacia afuera con el pie fijo o por un trauma directo. Si bien dan un cuadro clínico muy similar a los esguinces de tobillo, las lesiones sindesmales tardan mas tiempo en recuperarse y las lesiones completas tienen indicación quirúrgica.

 

Si bien es infrecuente que un esguince termine en el quirófano o con un tratamiento agresivo, siempre debe atenderse y consultar con el especialista ante un dolor residual post esguince de tobillo.

 

¡Espero les haya sido útil!

Dr. Ezequiel Santa Coloma